lunes, septiembre 12, 2005

¡¡¡Comilona!!!

No hay nada como regresar a casa después de las vacaciones y lo primero que encuentres nada más llegar sea una buena comida y una buena cena. En mi caso, primero fue una buena cena y luego una buena comida (ejem).

El domingo por la noche me reuní con mi jefe, el director de la oficina de Barcelona y la delegación de Suecia que venía de visita. Fuimos a cenar a un sitio en el puerto deportivo llamado El Cangrejo Loco. No os dejéis engañar por el nombre, el restaurante es de categoría.

Pues el caso es que, para ir al grano, el dire de aquí se pidió una merluza a la vasca. Y lo que le trajeron fue dos medallones de merluza y un espárrago gigante. La composición del plato era, cuando menos, peculiar, formando algo parecido a... ¿cómo lo diría? Bueno: dos cojones y una polla.

Por supuesto, los suecos escandalizadísimos, preguntando si éramos clientes habituales, si teníamos alguna relación íntima con el cocinero...

Y luego dicen que si los vascos son arrogantes, que si esto, que si lo otro.

Comments:
Je,je... buen post perooooo que te queria a decir...ah! sí:

Hemos cambiado de semana... ¡Queremos las fotos!
 
Una merluza a la Vasca es una merluza en salsa verde de toda la puta vida, lo que pasa es que cuestiones culinarias los vascos dominamos el mundo!
 
Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?