miércoles, noviembre 16, 2005

¡¡¡Arrrrrrrghhhhhhh!!!

Pinchad en la imagen para abrir el vídeo.

Me pasaron el vídeo. Y yo debo pasároslo a su vez si no quiero caer en la maldición. Estáis avisados. Debéis compartirlo.

Es increíblemente adictivo.

Ah, no me lo devolváis, yo ya he evitado la Maldición.

No sé cómo puede ser potencia económica mundial un país en el que confían la educación de sus hijos a un travesti. Aunque bueno, a la educación de mi generación contribuyeron:

- Un puercoespín rosa

- Cuyo mejor amigo era un... era un... ¿qué coño era Don Pimpón?

- Una pareja de tíos raros que compartían dormitorio, y uno acudía cada noche a la cama del otro diciendo "tengo seeeeeeeeeeeeed"

- Un bicho azul cuya dieta consistía exclusivamente en galletas (nefasta influencia para los hábitos gastronómicos de nuestros infantes)

- Otro bicho azul que ahora nos enseñaba la diferencia entre cerca y lejos, ahora se ponía una capa y echaba a volar, ahora se calzaba un sombreo vaquero y cabalgaba a lomos de la Jaca Paca... en resumidas cuentas, un peligroso esquizofrénico.

Pensándolo bien, creo que criaré a mis hijos en Japón.


Comments:
OOOOHAAAA!!!
 
¡¡OH-HAAAAAAAA a ti también!!!
 
Mama, papa, one-san, oni-san, oyi-san, oba-san. ¡Ohaaaaaaaaaaaaa!

¡Muahahahaha! ¡Estais condenados!¡Una vez visto el video teneis 7 días para pasar el link o la maldición japo os convertira a todos en majarones vestidos de rosa!

XD
 
Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?