viernes, enero 20, 2006

Dios bendiga la sosa cáustica



En serio. La sosa cáustica ha sido lo único que ha conseguido desatascar la cañería del fregadero de mi cocina.

Ya estaba yo desesperado: "verás tú el fontanero la que me va a liar, que va a tener que abrir la pared, y luego los paletas para tapar el agujero, y lo que me van a cobrar, que esto no lo paga el propietario, no me va a llegar el sueldo..."

Y oye, con dos cucharadas de sosa cáustica y una olla de agua hirviendo... ríete tú del Harpic.

Y está muy bien, porque también sirve para hacer jabón y aliñar aceitunas. Me voy a hacer unas pastillas de jabón a las finas hierbas que se va a cagar Yves Rocher.

Bueno, que buen fin de semana a todos, que os divirtáis, que os abriguéis y no cojáis frío, y que seáis muy felices.


...
...
...
...

Va en serio lo de que seáis felices.


...
...
...
...
...
...

Jo, que no es coña.


...
...
...
...
...
...
...
...

Mira, que os den. Por mí, como si se os come la mano un cerdo.

Hala, hasta el lunes.

Comments:
Gracias por el briconsejo del jabon.
La verdad es que lo he probado (por aquello de oler a aceitunas y finas hierbas), y por los resultados en mi piel creo que me presentare al proximo casting de los anuncios de Anesvad.
O eso o llamar a Peter Jackson, a ver si vuelve a sus origenes underground...
 
Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?