miércoles, julio 12, 2006

Mucho espíritu santo, pero luego...

El amigo Lamastelle (que me acaba de conceder un premio, mirusté), colgó ayer esta foto...


...señalando un más que razonable parecido con el cartel de Mejor Imposible.


Yo, en mi línea, pensaba que el chiste estaba aquí:


Ya sé que estoy buenísimo, pero caray, córtense ustedes un poquito. Si es que los bancos hacen cualquier cosa hoy día para conseguir clientes...

Aunque, puestos a mojarse...


Sé que no tengo perdón, y que voy a ir al infierno de cabeza.

Mañana más.

Etiquetas: , ,


Comments: Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?