viernes, marzo 23, 2007

Reseña cine: 300

Ayer fui de invitado al preestreno de 300, la megaproducción épica basada en la novela gráfica de Frank Miller.

300 es la historia del Rey Leónidas de Esparta y un grupo de 300 soldados espartanos que contuvieron a las fuerzas del Rey persa Xerxes en el angosto paso de las Termópilas, hasta que el resto de estados griegos se decidiera a hacer frente al invasor.


La película es una traducción casi literal al idioma cinematográfico de la obra de Miller, lo cual es tanto un acierto como un error. Es un acierto porque la novela gráfica, diseñada en formato apaisado, es impresionante, y con semejante material de partida no se puede andar muy errado. Pero es un error porque lo que funciona para papel, no siempre funciona en la pantalla; y las brutales escenas, ingeniosos diálogos y grandilocuentes monólogos (después de todo, es Miller) están bien para un tebeo que se lee en aproximadamente media hora, pero dos horas de película a este nivel se hace abrumador.

Grandilocuente y abrumador, dos palabras que venían a mi cabeza constantemente durante el transcurso de la película. Es un trailer demasiado largo, una introducción a un videojuego de última generación sin posibilidad de interactuar. Y lo que es peor. Durante todo el metraje, no me emocioné ni una sola vez. Ni una. Es más, había cosas que me provocaban risa. El enaltecimiento de la disciplina espartana, de su incansable búsqueda de la libertad frente al invasor, me hacía pensar en que si se hubiese ambientado en el presente, y en vez de Esparta se desarrollara en Estados Unidos (“¡Somos marines americanos! ¡Y liberaremos a nuestro país del invasor!”), hubiese provocado múltiples orgasmos en las salas norteamericanas, y carcajadas en las del resto del mundo. Pero no. Es Esparta. Son soldados espartanos. Y por eso, “mola”. Vale.

Creo que el único alivio tuvo lugar en el primer encuentro entre el rey espartano Leónidas y el persa Xerxes. Una frase de éste último, algo así como “no es precisamente mi látigo lo que mis esclavos temen de mí”, convenientemente acompañada de esta imagen…

La cara de poker de Leónidas en esta escena es impagable

…demostró que NADA se salva de la descontextualización. Y no sólo por parte de mi amigo Rafa Domene (que me acompañó a la proyección) y mía, sino de toda la sala, que estalló en carcajadas durante toda la escena. Lo peor, es que estaba hecho aposta. No hubiera desentonado mucho que Leónidas hubiera respondido “Te vas a enterar tú de lo que es un griego”.

En fin, que como entretenimiento está muy bien, pero la encontré completamente vacía de emociones y de sentimiento. Recomiendo, en su lugar, el clásico El León de Esparta. Ya no se hacen películas como ésa.

Ea, hasta el lunes.

Etiquetas: ,


Comments:
Si te digo la verdad me haces un favor... o sea, en parte quería ver la película... y mi novia y amigos querían ver la película... pero aparte de que la temática bélico épica no es de mi devoción (soy un rancio) y que lo único que me llamaba era lo presuntamente espectacular de las escenas... resulta que también se hoy estrena "el número 23", así que definitivamente confabularé para inclinar la balanza hacia esa segunda opción... a ver si cuela :P
 
No Mike, "El Número 23" se retrasa hasta el 20 de abril.

Y por lo demás, yo iré esta tarde a ver "300" aunque el comentario probablemente no lo ponga en mi blog hasta mañana. Pero partiendo de que el comic original no me gustó NADA... ya veremos.
 
>>No Mike, "El Número 23" se retrasa hasta el 20 de abril.

Noooooooooghhh!!!!

Bueno, pos' algo apañaremos... pa' que veas lo informado del mundo que vivo... :S

Gracias :)
 
Pues yo tengo ganas de ir a ver 300, a mi las pelis belico-epicas me encantan, no sé debe ser cosa de la genetica, a mi padre le encantaban las pelis de antaño de la 2a guerra mundial y companyia...Los doce en el patíbulo, los cañones de navarone, ...

Ale Tete, genial la critica por eso, que pena no pudiera ir yo tb...

¡¡¡Abrazazos!!!
 
>>Durante todo el metraje, no me emocioné ni una sola vez. Ni una.

Pues yo sí. Sobre todo, en el enfrentamiento contra el bicho gigante que llevan los persas encadenado... ahí se me pusieron los pelos como escarpias.

No le hagáis caso al Tete, que la peli está muy bien. Lenta, pero muy bien.
 
jor, fui ayer a verla ¡¡y que pasada!! O_O visualmente es impresionante: las luchas, los diálogos, todo...
 
Pues estoy de acuerdo contigo. Visualmente es lo mejor que he visto en un cine en muuucho tiempo, pero como película en sí le falta algo. Y el momento "vaselina" Leónidas-Jerjes es cierto, en la sala donde estaba yo la gente también se descojonó, queda ridículo.

De todos modos iré a verla otra vez porque ya digo que visualmente me impactó, es una de esas películas que sólo se disfrutan en un cine.

Otra cosa a destacar fue la enorme cantidad de novias florero que estaban en el cine como meras acompañantes de sus novios realmente interesados en la película. Porque era un show, cada vez que salían amputaciones o chorrazos de sangre, en todo el cine oyéndose "aaaayyysssss", "uuuuyysss".... Eeeen fin....Besos!!
 
Enhorabuena por tu blog y tu artículo sobre 300.

Aquí os dejo mi aportación desde OjO de buey:

http://elhilodepenelope.blogspot.com/2007/03/300.html
 
por mi parte la peli es cojonuda, bastante completa y solida, ademas de espectacular

la "escena", aparte de las risas generales, esta claramente hecha a posta, y no es la unica referencia

el dialogo en plena lucha de "-para cubrirte la espalda -ahora no, que estoy ocupado" tambien da mucho juego, y seguramente tambien esta hecho a posta

hay que recordar que en esa epoca no estaba considerado homosexualidad, sino algo corriente, y de hecho algunos los soldados solian desahogarse un poco antes de las luchas, y con sus mujeres esperandoles, tan naturalmente
 
A mi me emocionó como una infante, creía que estaba el olimpo cinematográfico...
Pero eso siempre me sucede con ciertas producciones que a primera vista me dejan pasmada y sin habla, cuando entro al cine me dejo llevar primero y luego critico y racionalizo.
La sensación hasta ahora me gusta, pero concuerdo con lo “raro” de la introducción de Xerxes, parecía un DragQueen… :S
 
jajajaja te vs a enterar d elo qu ees un griego . :-D

Fui a verla con el charli y le molo tako , excelente repaso
 
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 
Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?