jueves, diciembre 04, 2008

Mira que te lo dije, Simbad...

Que te lo advertí, que tuvieras cuidado, que no te fiaras.

Y tú que no, que cómo va a ser, con lo buena que está...

Y yo que sí, que las apariencias engañan, que luego te llevas el disgusto, que te fijes bien, que te lo digo yo.

Y tú que no, que eso es imposible, que mira qué carita, que mira qué cuerpo, que mira qué tetas... Que si está más caliente que el cenicero de un bingo. Que si además se trae a una amiga...

Y yo pues vale, pues tú mismo, allá tú, pero que luego no me digas que no te avisé...


...de que esa tía tiene rabo.

Eso sí, te tengo que dar la razón en que la tía estaba caliente, calentísima.

En fin, una experiencia más en tu curriculum, ¿no?

Mañana más.

Etiquetas: ,


Comments: Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?