jueves, marzo 19, 2009

Sospechosos habituales

- ¿Podría usted identificar al culpable?

- Sí, era negro...

- Siempre son negros.

- Teniente, ese comentario es ofensivo y está fuera de lugar.

- Todo lo que usted quiera, pero es verdad.

- Mumble mumble mumble...

- Continúe, por favor.

- Negro y... cuadrado, claro. Un auténtico mazacote.

- Suelen tener esas trazas, sí. ¿Pudo oírlo?

- Sí. Tenía un timbre peculiar. Lo reconocería en cualquier parte.

- Bien, dígame: ¿es alguno de éstos?


- Errr... sí, el primero de la izquierda.

- Gracias, puede irse.

- Teniente, ya lo tenemos, ¿no?

- No, Chindasvíntez. El de la izquierda no es un teléfono, sino una PSP. Es imposible que sonara cuando le llamaron. El testigo se equivoca o nos ha mentido.

- Cierto, pues seguimos en las mismas. ¿Por qué no miramos el registro de llamadas perdidas y acabamos antes?

- Se cree usted muy listo, ¿verdad, Chindasvíntez?

Mañana más.

Etiquetas: ,


Comments: Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?